como meditar en casa

Cómo meditar en casa: todo lo que necesitas para meditar sin salir de casa

Después de sentarse a meditar, la gente comienza a disfrutar de una disminución del estrés y la ansiedad, aumentan el bienestar y, en muchos casos, mejoran el sueño y la salud general.

La meditación es una técnica eficaz que existe desde hace siglos. Las personas que meditan constantemente descubren que hay beneficios a corto y largo plazo.

A largo plazo, los “meditadores” son más capaces de entender cómo funciona la mente y cómo trabajar con ella.

Hasta hace poco, meditadores serios generalmente pertenecían a una de las dos categorías. Ellos o se unieron a un monasterio y dedicaban sus vidas a practicar; o dejaron la rutina atrás y buscaban refugio en la serenidad de conventos aislados.

Hoy en día, sin embargo, muchas personas que llevan vidas activas – trabajo, familia, escuela, etc. – están dispuestas a dedicar tiempo y energía a la meditación porque están convencidas de los beneficios que trae. Algunos hacen sus sesiones diarias de meditación en grupos, pero ahora mucho más están meditando en casa.

¿Cuál es la mejor manera de meditar en casa?

Lo primero a hacer es elegir un método de meditación que puedas realizar. Aunque la constancia y la disciplina son necesarias para la práctica, la meditación no debe parecer un trabajo. Con el método correcto, podrás encontrar en breve el equilibrio perfecto entre algo rígido y relajado.

A continuación, presentamos algunos consejos útiles:

Piensa en tu motivación

  • ¿Estás meditando porque quieres controlar el estrés?
  • ¿Dormir mejor?
  • ¿Luchar contra un dolor crónico? En estos casos, puede funcionar bien la meditación guiada, meditación de relajación o cantos.
  • ¿Estás buscando obtener ideas sobre la mente? Este es el verdadero objetivo de la meditación plena y consciente.
  • ¿Tu principal objetivo es desarrollar cualidades como paciencia, empatía y generosidad? La meditación de la gratitud es una buena opción.
  • ¿Quieres profundizar tu relación con la presencia divina? La meditación espiritual puede llevarte hasta allí.

Hay muchas formas válidas de meditación. Cuando sabes porqué estás interesado en meditar en casa, puedes encontrar la mejor para ti.

Comienza despacio y ve acelerando con el tiempo

Mientras aprendes a meditar en casa, es importante comenzar con pequeñas sesiones manejables. Tres minutos pueden marcar la diferencia. Te puede parecer súper corto pero para algunos principiantes, estar en alerta por algunos minutos parece una eternidad.

Comenzar con sesiones cortas también te ayuda a ganar el impulso necesario para sostener tu práctica a largo plazo. Como muchos expertos en la meditación sugieren, la calidad de tu meditación es más importante que la longitud.

Elige un momento conveniente y un lugar cómodo

Una de las mejores maneras de meditar en casa es encontrar un lugar tranquilo lejos de distracciones ruidosas. Elige una hora conveniente para ti. Por la mañana temprano, cuando el sol nace es un eterno favorito, ya que esta hora del día es generalmente pacífica y hay pocas interrupciones.

También tendrás que encontrar una posición cómoda. Algunos meditadores les gusta sentarse en posición de loto, sin embargo, existen otras buenas opciones.

Puede sentarte en un cojín de meditación, silla o incluso un sofá, siempre y cuando te sientas con comodidad y puedas sentarte bien.

Haz tu mejor esfuerzo para encontrar una posición donde tu espina dorsal esté alineada. Tu cuello y hombros deben estar relajados y tus ojos pueden estar medio abiertos o cerrados durante la sesión de meditación.

Prueba una meditación guiada

Como estás apenas comenzando, la meditación guiada puede agregar una estructura de bienvenida a tu práctica.

Mindworks AppHeadspaceCalm y Zen App son ejemplos de aplicaciones muy útiles para quienes están empezando.

Siéntate, elige una de las meditaciones guiadas y disfruta del viaje.

Ten foco

Sea cual sea la forma de meditación que elijas, la conciencia del momento presente es fundamental. Cuando meditas, entrena para ser consciente de cualquier objeto de meditación que hayas elegido.

Habrá distracciones en forma de sonidos, olores, sensaciones de incomodidad, tensión, picazón, etc. Además, habrá distracciones que tu mente producirá por sí solo: listas de tareas, cosas que debería haber hecho o dicho, cosas que planeas hacer o decir, emociones, devaneos … la lista es interminable.

Para ayudar a la mente a mantener el foco en el aquí y ahora, una de las mejores maneras de meditar en casa es concentrarse en el proceso de respiración.

Sé muy consciente de tu respiración al inhalar y exhalar; utiliza la respiración como ancla para tu mente. Cuando estos pensamientos perturbadores aparezcan en tu cabeza, simplemente reconoce su presencia y vuelve a enfocarte en la respiración.

Alternativamente, puedes utilizar sensaciones físicas, sonidos o un objeto visual como foco de tu meditación. Olvídate de “vaciar la mente”. Percibir y volver es lo que es la meditación.

Bondad

Trungram Gyalwa, un renombrado maestro de meditación del Himalaya, enseña que la compasión es una cualidad fundamental que está conectada a todos nosotros.

La meditación nos ayuda a controlar las emociones negativas (como la rabia y la envidia) y a descubrir cualidades positivas como el amor, la bondad y la compasión. La meditación nos da todas las herramientas que necesitamos para desarrollar la bondad que ya existe dentro de nosotros.

Hoy en día no es necesario salir de casa para empezar a meditar. Las excusas se están acabando. Si eres principiante, comienza con un entrenamiento en línea de meditación.

Quieres recibir nuestros nuevos contenidos todas las semanas gratis?

Deja su mail para recibir los nuevos contenidos.

Email registrado con éxito
¡Ups! Email inválido, verifica si el email está correcto.
¡Ups! Captcha inválido. Por favor, verifica si el captcha está correcto.

Cuéntanos qué piensas

No publicaremos tu dirección de correo electrónico.