Ayurveda: la búsqueda de la armonía entre alma, mente, cuerpo y universo

Ayurveda es un estilo de vida que se ha utilizado en la India por más de 5.000 años, y se ha hecho conocido y utilizado como método de medicina alternativo en el mundo occidental en tiempos más recientes. Este sistema vela por la salud como algo que va más allá de la ausencia de enfermedad. Ayurveda es un término en sánscrito compuesto por “yuh”, que quiere decir duración de la vida y “vedá”, que significa verdad, conocimiento, por lo que puede traducirse como la ciencia o sabiduría de la vida.

La visión ayurvédica concibe la salud de manera integral, considerando tanto el cuerpo como la mente. Pone énfasis en la prevención a través de hábitos de vida saludables, que contemplan la alimentación, el ejercicio físico, la meditación, entre otros, y en tratamientos a base de elementos naturales. En primera instancia esta aproximación considera que debe eliminarse la causa que ocasiona el malestar o desequilibrio. Para determinar la causa de un desarreglo en nuestra salud es muy importante la observación y el conocimiento de nosotros mismos.

Los doshas

El ayurveda considera que los cinco elementos de la naturaleza que son el aire, el agua, la tierra, el fuego y el éter, se combinan en nuestro organismo en tres componentes que esta filosofía de vida denomina doshas.

Estos tres doshas se denominan vata, pitta y kapha, y los mismos están íntimamente relacionados con los elementos básicos de la naturaleza y también con las funciones de nuestro organismo. Para que nos encontremos en un estado de salud óptimo, estos tres doshas deben estar equilibrados, de no ser así podremos empezar a tener la sensación de que algo no está bien en nosotros, y hasta llegar a desarrollar enfermedades específicas diagnosticadas.

Vata representa al aire y el éter. Regula el movimiento, y por tanto se relaciona con el funcionamiento de músculos y articulaciones, con la respiración y los latidos del corazón. El vata controla además la ansiedad, el miedo, el dolor, entre otras funciones del sistema nervioso.

Pitta representa al fuego y el agua. Su dominio principal es la transformación y por ello se estima que controla funciones como la digestión, el metabolismo, y la pigmentación de la piel. La inteligencia también se relaciona con este dosha, que rige emociones tales como el odio, la ira y los celos.

Y kapha representa la tierra y el agua, y regula la estabilidad y la estructura, por lo que tiene que ver con la estructura física del cuerpo propiamente dicha y con el sistema inmunitario. En cuanto a las emociones, kapha se relaciona con la calma, el perdón, el amor y la codicia.

Todos tenemos una combinación de doshas, pero hay alguno que predomina de acuerdo al momento de nuestra concepción. Una persona en la que predominan las características del tipo vata suele tener una constitución física delgada y pequeña.

Las personas del tipo pitta tienen un estilo corporal de estructura mediana y musculosa. Y las personas de tipo kapha por lo general tienen una estructura física más desarrollada y de mayor tamaño.

Cultivando la salud

De acuerdo al ayurveda si existe un desequilibrio en alguno de los doshas, la enfermedad o el malestar se hacen presentes. Para restablecer el equilibrio se debe recurrir a una alimentación saludable, a la práctica del ejercicio físico y de disciplinas como el yoga y la meditación, y al uso de remedios basados en hierbas y otros compuestos naturales.

En cuando a la alimentación, el ayurveda recomienda algunos tipos de alimentos de acuerdo a nuestro tipo corporal:

Para las personas pita se recomiendan alimentos de naturaleza fría, con pocas especies, de sabor dulce y algo de amargo y astringente.

Para las personas de tipo predominantemente vata los alimentos deben ser muy nutritivos, cocinados, templados, húmedos y condimentados suavemente.

Y las personas kapha deben consumir alimentos ligeros, secos, tibios, condimentos, amargos y astringentes.

En la dieta ayurvédica es muy importante mantener una rutina en los horarios de las comidas. No se prohíbe ningún alimento, sino se recomienda como hemos dicho algunos tipos de alimentos según el tipo corporal. Las carnes rojas y las grasas saturadas se evitan. Y se considera importante escuchar el cuerpo que emite mensajes sobre qué alimentos le caen bien y cuáles no. También debe tomarse en cuenta la estación, y adaptar la dieta según las condiciones del ambiente.

En esta aproximación a la salud se considera que sin lugar a dudas el yoga y la meditación son disciplinas que, trabajando el equilibrio cuerpo-mente, permiten controlar desarreglos tales como el asma, la presión arterial, la artritis, y afecciones como el estrés, la ansiedad y la depresión. El yoga además mejora la flexibilidad, la fuerza y la resistencia del cuerpo, lo cual se traduce en una mayor sensación de bienestar y salud.

Se trata del equilibrio integral

Para lograr la salud y el bienestar es necesario entender que cada ser es una persona única. El proceso de autoconocimiento y observación nos llevará a determinar qué tipo de persona somos y nos ayudará escuchar nuestro cuerpo y a tomar en cuenta el entorno en el que nos encontramos. Todo esto tiene implicaciones en nuestro equilibrio y bienestar.

De acuerdo al ayurveda la clave para una vida saludable es lograr una coordinación inteligente de cuatro esferas que son el alma, la mente, los sentidos y el cuerpo y el universo y el cosmos. No es solo una cuestión del estado de nuestro cuerpo, sino de este en equilibrio con nuestra mente y en armonía con el entorno natural, planetario y humano que nos rodea.

Quieres recibir nuestros nuevos contenidos todas las semanas gratis?

Deja su mail para recibir los nuevos contenidos.

Email registrado con éxito
¡Ups! Email inválido, verifica si el email está correcto.
¡Ups! Captcha inválido. Por favor, verifica si el captcha está correcto.

Cuéntanos qué piensas

No publicaremos tu dirección de correo electrónico.