Terapias holísticas, en busca de nuestro bienestar total

Definitivamente, nuestro bienestar está definido por el adecuado balance entre el ámbito físico y el mental, que incluye aspectos racionales y emocionales. Así que “sentirse bien” contempla que tengamos buena salud, física y mental, que estemos satisfechos con nuestra vida y que sintamos que la misma tiene un propósito. Con una terapia holística buscamos equilibrar todos esos ámbitos.

Ese bienestar general está conformado entonces por:

  • bienestar psicológico, el cual se basa en la valoración que hacemos de la vida que tenemos individualmente y en relación al entorno.
  • bienestar físico, se refiere a la ausencia de enfermedades y al buen funcionamiento fisiológico de nuestro organismo.
  • bienestar emocional, tiene que ver con nuestra capacidad para entender y gestionar nuestras propias emociones, tanto las negativas como las positivas, y lograr actuar adecuadamente en diferentes situaciones.
  • bienestar social, se refiere a la capacidad de establecer relaciones interpersonales sanas, equilibradas y de calidad.

Construir y cultivar ese estado de bienestar depende de cada uno de nosotros y tiene que ver con el mantenimiento de un estilo de vida saludable que, como ya hemos visto, incluye aspectos de nuestra alimentación, hábitos de higiene y trabajo saludables, rutinas de ejercicio físico y meditación, entre otros.

Sanando de manera natural  

Desde diversos campos se han venido desarrollando modalidades de terapia que se consideran “holísticas” porque buscan sanar el cuerpo viéndolo como un todo. La palabra “holística” viene del griego “holos” que significa todo. Este tipo de tratamientos buscan generalmente estimular los recursos de sanación naturales que posee nuestro organismo.

Un diagnóstico holístico, hecho por un especialista, evaluará los problemas de conexión energética entre nuestro cuerpo-mente y espíritu, tomando en cuenta nuestro entorno y propondrá aproximaciones terapéuticas que nos ayuden a retomar nuestro estado de armonía, equilibrio y salud de manera integral. Si llegásemos a padecer de algún desequilibrio que requiera también atención médica tradicional, las terapias holísticas pueden usarse como tratamientos complementarios alternativos.

Este enfoque tiende a afirmar que la mayor parte de los desequilibrios que puedan darse en nuestra salud tienen su origen en el estrés, y en deficiencias en nuestros hábitos de alimentación, sueño, ejercicio y manejo de la emociones. Así que, a través de diversos tipos de terapia nos orientan y ayudan a alinear esos aspectos para sanar y retomar el equilibrio de nuestras vidas.

Muy diversas disciplinas se encuadran en lo que se consideran terapias holísticas, ya que trabajan sobre la energía vital, y tratan de restituir de manera natural nuestro equilibrio y salud. Entre ellas podemos mencionar la acupuntura, la homeopatía, la fitoterapia, así como el reiki, la reflexología, y los masajes terapéuticos, entre otras. Cada una tiene sus características y procedimientos específicos.

Diferentes tipos de terapias holísticas

  • -Masajes: Existen muy diversos tipos de masajes, y todos ellos, aplicados por personal preparado, son considerados terapias alternativas. Desde un sencillo masaje relajante, hasta otras técnicas más estructuradas, todos tienen un efecto beneficioso para nuestra salud.

Entre algunos estilos de masaje recomendados podemos mencionar:

  • -Masaje californiano o Esalen, nació en los años 60 en el Instituto Esalen, California, USA, y se trata de una serie de movimientos largos, fluidos e integradores que se realizan con manos, antebrazos y codos usando aceites sobre el cuerpo, con toques a diferentes ritmos y presiones desde una actitud meditativa y acompañado por una respiración profunda.
  • -Watsu o masaje en el agua: esta técnica surgió en el balneario de Harbin Hot Springs, en California, impulsada por Harold Dull (1935-2019), quien era poeta y gran conocedor de la hidroterapia y de las técnicas de masaje japonés. Su nombre viene de water y shiatsu y se considera una meditación acuática. Gracias a la ingravidez del agua permite una profunda relajación, que pretende asemejarse a la sensación de bienestar sentido en el vientre materno.
  • -“Masaje del alma”, es una técnica desarrollada por el médico y fisioterapista norteamericano Alexander Lowen (1910-2008), para soltar los bloqueos del cuerpo a través de la relajación, la respiración y movimientos precisos que ayudan a liberar las tensiones.

Otras técnicas consideradas terapias holísticas son:

  • -Acupuntura: es una técnica de la medicina tradicional china, que consiste en la introducción de pequeñas agujas finas en puntos específicos de la piel en lugares estratégicos del cuerpo, que se considera son entradas y salidas de la energía. Debe ser aplicada por un especialista. Esta técnica ha sido ampliamente utilizada para el tratamiento del dolor, pero se usa también para tratar problemas gástricos, de pesadez, respiratorios y febriles, entre otros.
  • -Homeopatía: es un sistema de medicina alternativa creada en 1796 por el médico sajón Samuel Hahnemann. Su principio básico es que “lo similar cura lo similar” y esta práctica trata de despertar y desencadenar las defensa naturales del organismo. Esta aproximación sostiene que una sustancia que produce una enfermedad en una persona sana, debe servir para curar esa misma enfermedad en una persona que padezca ese desequilibrio. Basado en esto, se preparan diversas sustancias para tratar diversos malestares.
  • -Reiki: es una técnica de canalización y transmisión de la energía vital, que fue desarrollada a mediados del siglo XIX por el monje japonés, Mikao Usui. Se considera que la energía reiki fluye por todos nosotros y se transmite a través de nuestras manos, y que tiene características de energía inteligente, es decir, ella sabe en qué puntos se necesita más y hacia esos puntos se dirige. El reiki es una energía que pasa por nuestro chakra corazón, está cargada de amor, y todos podemos convertirnos en canales de reiki. Podemos acudir a un maestro habilitado para que nos ayude en nuestra activación, y a partir de allí podemos ayudarnos y ayudar a los demás, a través de nuestras manos, a través de las cuales fluirá esa energía vital y sanadora.

Todas las modalidades de terapias holísticas buscan equilibrar nuestro ser como un todo en armonía con el universo. Aunque no se trata de una terapia, sino más bien de una disciplina de vida, el Yoga, práctica milenaria que busca la unión y el equilibrio entre la mente y el cuerpo, puede, en algunos casos, ser utilizada como actividad complementaria para contribuir en la sanación de algunas dolencias.

Quieres recibir nuestros nuevos contenidos todas las semanas gratis?

Deja su mail para recibir los nuevos contenidos.

Email registrado con éxito
¡Ups! Email inválido, verifica si el email está correcto.
¡Ups! Captcha inválido. Por favor, verifica si el captcha está correcto.

Cuéntanos qué piensas

No publicaremos tu dirección de correo electrónico.