Trastorno de Ansiedad

Trastorno de Ansiedad: el Yoga y la Meditación nos ayudan a manejarlo

Con conciencia, responsabilidad y disciplina es posible lidiar con el Trastorno de Ansiedad.

Todos hemos sentido ansiedad en algún o en muchos momentos de nuestras vidas. Ante la expectativa de un examen en la escuela o en la universidad, por ejemplo, o ante una cita con un chico o chica que nos gusta, es normal que sintamos esa sensación de inquietud y nerviosismo que hace que el latido de nuestro corazón se acelere, y nos hace temblar, sudar, y a veces hasta marearnos y creer que nos vamos a desmayar.

Esa sensación de inquietud ante una situación que está por ocurrir es completamente normal. Se denomina ansiedad adaptativa, nos pone en alerta y nos permite generar comportamientos adecuados al momento que está por ocurrir. Por ejemplo, en el caso del examen estaremos atentos y preparados para responder las preguntas, y en el caso de la cita nos induce a arreglaremos para vernos atractivos en el encuentro.

Normalmente, una vez que la situación que genera la ansiedad pasa, el sentimiento de inquietud desaparece.

A veces algunas personas experimentan más ansiedad de la que quisieran, pero aun así puede que no se trate de un trastorno de ansiedad. Pero cuando la ansiedad se convierte en algo que está presente de manera permanente o demasiado frecuente en nuestras vidas, aún a veces sin que exista una razón aparente para que la sintamos, nos encontramos frente a lo que se conoce como trastorno de ansiedad.

Las personas que sufren esta alteración sienten frecuentemente preocupaciones o miedos muy intensos frente a situaciones ordinarias del día a día. Muchas veces esta sensación escala rápidamente a un nivel máximo de intensidad, produciendo lo que se conoce como ataque de pánico.

Estos sentimientos de ansiedad y pánico interfieren con el normal desenvolvimiento de la vida de quienes los sufren. Pueden ser difíciles de controlar, durar un tiempo prolongado y suelen ser desproporcionados o no tener relación con la situación real. Para que lleguen a ser considerados trastornos de ansiedad deben darse de manera repetida en el tiempo.

Los Trastornos de Ansiedad más comunes

Trastorno de ansiedad generalizada

Se da cuando estamos en situación de que al pensar en lo que va a ocurrir, en el futuro, tenemos una sensación general de inquietud muy intensa que a veces nos hace perder el control de nosotros mismos.

No sabemos qué nos está causando esa sensación, sino que simplemente nos sentimos ansiosos.

Los síntomas más significativos son: desasosiego, irritabilidad, agitación, cansancio, tensión muscular, sobre todo en hombros y espalda, dificultad para dormir, para respirar, sudoración, y latidos acelerados del corazón.

Fobia social

Es cuando el síntoma de ansiedad lo genera el hecho de que vayamos a interactuar con otras personas. Se llega al punto de que el miedo que la persona siente le impide hablar o encontrarse con otras personas.

Trastorno de pánico

Sse da cuando el nivel de la ansiedad es tan alto, que empieza a tener efectos que no podemos controlar sobre nuestro cuerpo.

La persona siente que el corazón se le agita, suda, tiene una respiración entrecortada, puede sentir vértigo, los músculos se ponen tensos, y la persona puede incluso llegar a desmayarse.

Si situaciones como estas se dan de manera repetida en un lapso de tiempo determinado, la persona debe prestar atención, ya que estos episodios pueden afectar su salud.

Los ataques de pánico generan mucho miedo en la persona que los sufre, sobre todo cuando no está familiarizada con ellos.

Agorafobia

Es cuando tenemos miedo a los espacios abiertos.

Generalmente empieza a asociarse el miedo a que nos dé un ataque de pánico en un lugar abierto, y entonces la persona empieza a no querer estar en lugares abiertos, donde hay otras personas.

Fobias específicas

Es cuando sentimos aprensión o tenemos miedo a algo en particular, a las arañas, los pájaros, por ejemplo, o cualquier otra cosa en particular. A veces no está claro por qué le tenemos miedo a algo en particular.

Trastorno de estrés post-traumático, es cuando, después de haber sufrido una situación traumatizante, cualquier cosa que nos recuerde o que asociemos con esa situación, nos genera ataques de pánico o ansiedad generalizada.

Trastorno obsesivo-compulsivo

Es cuando una persona tiene un pensamiento obsesivo o persistente hacia alguna cosa o tema y eso genera una conducta o acción que se supone que mitigaría lo que le causa obsesión.

Por ejemplo, si una persona tiene obsesión por el orden, un comportamiento compulsivo sería que la persona esté permanentemente ordenando las cosas y no pueda soportar que haya algo torcido o fuera de lugar.

Y esto crea una situación que se repite una y otra vez, y nunca tiene fin.

Como lidiar con el Trastorno de Ansiedad

Es importante que nos observemos y reflexionemos si nos identificamos con algunos de estos trastornos. De ser así, debemos hacernos cargo de esta situación para lo cual suele ser recomendable buscar la ayuda profesional de un psicólogo.

Ninguna de esas conductas que parecen derivarse de un trastorno de ansiedad debe quedar sin atenderse.

Pero además de la ayuda terapéutica de un profesional, disciplinas como el yoga y la meditación proporcionan herramientas muy útiles para manejar los trastornos de ansiedad.

El primer paso es identificar lo que nos está ocurriendo, aceptarlo y estar dispuesto a trabajar en ello. Debemos comprometernos con nuestra salud mental. Con conciencia, responsabilidad y disciplina los invitamos a incorporar en su vida diaria la práctica de la meditación, que es una herramienta del yoga que está comprobado que nos permite trabajar la ansiedad.

Para que podamos ver sus beneficios, debemos ser constantes con su práctica. Para ello debemos determinar a qué hora del día nos viene mejor practicarla, luego buscar un lugar adecuado para hacerla, y programar ese momento en nuestra agenda diaria.

Será un momento muy especial e íntimo para nosotros, que nos permitirá conocernos y trabajar la ansiedad, para que esta no se convierta en trastorno, sino que cumpla la normal función adaptativa que debe tener en nuestra conducta.

Quieres recibir nuestros nuevos contenidos todas las semanas gratis?

Deja su mail para recibir los nuevos contenidos.

Email registrado con éxito
¡Ups! Email inválido, verifica si el email está correcto.
¡Ups! Captcha inválido. Por favor, verifica si el captcha está correcto.

2 Comentarios

  1. A qué hora recomiendas la meditación , cuando soy una persona que sufre de ansiedad hace 22 años y estoy en el curso, pero aún no encuentro el horario y la meditación que debo hacer día a día,, me busco espacio y hago también el yoga como se va indicando, , pero tengo un niño especial y muy fácilmente caigo en situación ansiosa🥺, , se que me ha ayudado mucho hasta ahorita el aprendizaje de la meditación, respiración y yoga, pero de repente me siento desorientada en como estoy tomando el curso, , te pido recomendación a seguir y ayuda, , gracias de antemano Lore

  2. Hola Lorena, yo me encuentro dentro de las personas que me inscribí y aboné el importe para poder obtener los beneficios. Pero el tema es que tengo algunas dudas y no estoy disponible cuando hacen la llamados o contestan las consultas grupales.
    A quien me puedo dirigir a Víctor o Lucas x wtpp?

Cuéntanos qué piensas

No publicaremos tu dirección de correo electrónico.