Pranayama

Pranayama ¿qué es y cuales son los 6 más básicos?

Ejercicios respiratorios que canalizan la energía o prana.

Todos necesitamos energía para nuestro normal desenvolvimiento en el día a día. La energía la tomamos principalmente de los alimentos, del sol y sobre todo, de manera permanente, del proceso de la respiración.

Para el yoga, el elemento más importante es la respiración. En yoga, llamamos prana a la energía vital en nosotros, la vida en nosotros.

Y denominamos pranayama – del término sánscrito prāṇāyāma o pranaiama (control de la respiración) – a los ejercícios respiratorios que conducen a la concentración y a la canalización de la energía. A través de la respiración nosotros recibimos en nuestro cuerpo el prana o energía vital.

¿Cómo circula la energía vital a través de nuestro cuerpo?

La energía circula por nuestro cuerpo sutil, que es el campo energético de nuestro ser, por unos canales que son como venas, llamados “nadis”. Estos confluyen y se juntan en unos puntos especiales en nuestro cuerpo, que son los conocidos chakras. 

Existen miles de nadis y chakras en el cuerpo, pero existen tres canales de energía principales. El canal de energía principal se llama Sushumna, y corre por el centro de nuestra columna vertebral, desde la pelvis hasta la coronilla, y a lo largo de él se alinean los siete chakras principales. 

Los otros dos canales principales son Ida y Píngala. Ida corre por el lado izquierdo de nuestro cuerpo, coincide con nuestra fosa nasal izquierda, va paralelo a Sushumna, y al llegar al entrecejo cruza hacia el lado derecho de nuestro cerebro. Y Píngala hace lo mismo por el lado derecho, va paralelo a Sushumna y al llegar al entrecejo cruza hacia el lado izquierdo.  

Es importante conocer las áreas con las que se relaciona cada uno de estos canales energéticos y saber cómo activarlos y equilibrarlos. De eso se tratan justamente los pranayamas. Ya dijimos que prana es energía vital, y yama es control.

De tal manera que pranayama es una técnica de control de la energía vital, que realizamos a través de la respiración. Cuando hacemos ejercicios de pranayama toda nuestra atención está concentrada en nuestra respiración, en nuestro cuerpo, y eso nos hace estar en el momento presente. Estas técnicas nos ayudan a anclarnos en el aquí y el ahora, en el momento presente.

Seis Pranayamas básicos

Veamos cuáles son esas seis técnicas básicas de control de la energía vital a través de la respiración:

Respiración nasal abdominal

En esta modalidad se inhala y exhala por la nariz. Cuando inhalamos dirigimos el aire hacia el abdomen, de tal manera que el diafragma baja y los pulmones se llenan de aire plenamente. Al exhalar el abdomen se retrae.

Respiración cuadrada

Se basa en la técnica de la respiración nasal abdominal, pero se le agrega lo que se denominan retenciones, que no es otra cosa que retener el aire luego de que inhalamos (retención a pulmón lleno), y retener luego los pulmones vacíos después de que exhalamos (retención a pulmón vacío). Es recomendable empezar a practicar esta respiración contando, por ejemplo, hasta tres tiempos al inhalar, luego retenemos el aire durante tres tiempos, exhalamos en tres tiempos, y sostenemos los pulmones vacíos durante otros tres tiempos.

Respiración completa

Se llama así porque va a usar toda nuestra capacidad respiratoria. Se inhala y exhala por la nariz.

Dirigimos en principio el aire igualmente hacia nuestro abdomen, pero cuando sentimos que ya no hay más lugar en el abdomen, seguimos inhalando y el aire va ahora a las costillas y luego hacia las clavículas. Los pulmones se llenarán todos de aire como si fueran un globo.

Al exhalar, se va expulsando primero el aire que está en las clavículas, luego en las costillas, y seguimos hasta llegar a expulsar el aire que está en el abdomen.

Esta respiración es muy beneficiosa para controlar nuestra energía vital.

Respiración Solar

Con esta práctica vamos a estimular el canal energético Píngala, o canal solar. Se realiza a través de la fosa nasal derecha y es recomendable ejercitarla cuando sintamos cansancio, desgano, apatía, tristeza, depresión.

Es un movimiento de energía que va a activar nuestro canal solar.

El nadi Píngala, que se relaciona con el sol, estimula nuestro lado de acción, de actividad, masculino, que da calor, que da movimiento, que activa nuestra energía.

Con los dedos índice y mayor taparemos nuestra narina izquierda y respiraremos solo por la fosa nasal derecha.

La mano derecha la podemos colocar en nuestro abdomen para tener conciencia de que estamos llevando el aire hasta él. Este pranayama debe practicarse en la mañana.

Respiración Lunar

Con esta práctica vamos a estimular el canal energético Ida, o canal lunar. Se realiza a través de la fosa nasal izquierda.

Este pranayama genera calma y tranquilidad mental, refresca el cuerpo, activa el principio femenino, revitaliza el organismo, induce a la meditación, reduce el exceso de bilis, estimula la creatividad.

Cuando sentimos que estamos demasiado cargados de energía debemos hacer esta respiración:

  • Con los dedos índice y mayor taparemos ahora nuestra narina derecha y respiraremos solo por la fosa nasal izquierda.
  • La mano izquierda la podemos colocar en nuestro abdomen para tener conciencia de que estamos llevando el aire hasta él.

Este pranayama debe practicarse en la noche, antes de dormir.

Respiración Alternada

Cuando necesitamos alinear nuestra energía, pero no estamos consciente de si estamos bajos o altos de energía, es recomendable usar la respiración alternada.

Para ello, en la mano derecha doblamos los dedos índice y del medio, y con el pulgar, por un lado, y el anular y meñique por otro, taparemos de manera alternada la narina derecha y la narina izquierda.

Este pranayama es muy específico y sigue un patrón que es el siguiente: -inhalar, -tapar narina, -exhalar, -inhalar, -tapar narina, -exhalar, -inhalar, -tapar narina.

Practicando estos pranayamas nos daremos cuenta de que controlar nuestra energía vital a través de la respiración es de suma importancia.

Cuando nos sentimos ansiosos, nuestra energía vital se encuentra desequilibrada y a través de los pranayamas conseguiremos restablecer nuestro equilibrio y canalizar nuestra energía.

Quieres recibir nuestros nuevos contenidos todas las semanas gratis?

Deja su mail para recibir los nuevos contenidos.

Email registrado con éxito
¡Ups! Email inválido, verifica si el email está correcto.
¡Ups! Captcha inválido. Por favor, verifica si el captcha está correcto.

7 Comentarios

Cuéntanos qué piensas

No publicaremos tu dirección de correo electrónico.