¿Qué Estilos de yoga existen y cuál es el Estilo de Yoga  en el que se especializa la Escuela Lore Díaz Yoga?

Existen muchos estilos modernos de yoga que en esencia surgen, nacen o se desprenden del Hatha Yoga, el Senda Yóguica en el que basamos nuestra enseñanza en la Escuela de Lore Díaz Yoga, manejando un estilo amplio e integrando todas las herramientas que componen esta disciplina. 

Cuando hablamos de Yoga de posturas, el Hatha yoga es el estilo Madre, de este se desprenden nuevos estilos como vinyasa yoga, ashtanga yoga, yin yoga, kundalini yoga, iyengar yoga y yoga terapéutico, los estilos más practicados en latinoamérica.

Pero, rebobinemos para contextualizar un poco más esta información:

Si googleas un par de minutos y buscas frases como tipos de yoga o estilos de yoga, verás que el macroverso en línea te arrojará un sinnúmero de información y no sabrás ni por donde comenzar a estudiar. Estás maravillada con las recomendaciones de amigos y conocidos respecto a los resultados de bienestar físico y mental que otorga la práctica del yoga y tu curiosidad cada vez es mayor, aún así quieres despejar dudas y cuando intentas hacerlo ¡boom!, explotan bombas de información que no sabes cómo abordar. Por eso, acá intentaremos resumirte un poco este tema, enfatizando finalmente en el estilo yóguico adoptado en la Escuela Lore Díaz Yoga.

Lo primero es aclarar que el Yoga no es sólo ejercicio físico, de hecho, en la Escuela de Lore Díaz Yoga verás que el tema de movimiento (posturas) es una herramienta más, pero nunca la base fundamental, pues puede haber yoga sin asanas (posturas), pero no sin respiración o meditación, técnicas realmente milenarias. 

Dicho de otro modo, el Yoga es un entrenamiento integral para la mente, reflejando sus resultados en el escenario físico de quien lo practica, pues con el yoga la persona aprende a prestar atención a su cuerpo, a su energía, a sus necesidades físicas y emocionales, concibiendo tranquilidad y la esperada conexión interior y la unión mente, cuerpo y energía que es a fin de cuentas lo que es el verdadero yoga. 

Pero cuando te topas de frente con esta maravillosa posibilidad es cuando quizá más cuestiones te planteas: ¿Qué tipos de yoga hay? ¿Por dónde empezar? ¿Qué estilo me funciona?

Si nunca has practicado yoga, tomar decisiones resultará a veces complicado. Y aunque lo parezca en esencia, no lo es. La clave es comenzar como en todo, desde el comienzo y eso hacemos acá, en Escuela Lore Díaz Yoga.

Como el niño que pretende correr: primero gatea, luego camina, luego trota hasta llegar a correr como pretende, dándose permiso de ser aprendiz, sin frustrarse por sus caídas y agradeciéndole en el proceso por cada intento. 

Y una vez tomada la decisión de iniciar, como en todo proceso la teoría será fundamental, y acá, en Escuela Lore Díaz Yoga sí que le damos relevancia a la teoría, pues ¿no te parece ideal entender qué es lo que haces, por qué lo haces y no ser una máquina repetidora de movimientos o prácticas sin saber ni para qué sirven?

Así, empezarán a llegarte palabras desconocidas, nombres extraños  e incluso que sientes impronunciables: asanas, mantras, mudras, hatha, vinyasa, ashtanga, yin… Etc, etc.

Cuando vas al gimnasio el pilates es pilates, y la clase de aeróbicos son aeróbicos, pero en yoga la cosa es un tantito diferente pues las opciones son inmensas.

Existen sin número de estilos yóguicos físicos, y en su mayoría todos variantes del famoso HATHA YOGA, ese estilo que mencionamos al comienzo de este artículo y sobre el cual basamos las enseñanzas teórico prácticas de la Escuela Lore Díaz Yoga. 

Sobre mitades del siglo pasado (XX) comenzaron a desarrollarse diversos métodos de yoga físico, es decir, que involucran el cuerpo con movimientos sumando a la práctica las famosas asanas o posturas; algunos de estos estilos fueron creados por maestros de la India dando origen a por ejemplo: Sivananda, Ashtanga, Iyengar, viniyoga y otros por maestros de occidente originando estilos como jivamukti, Anusara, Yin, Power Yoga, Prana Flow, Hot Yoga o bikram yoga etc

Y en ese orden ¿Qué tipo de yoga elegir?

Lo primero es comprender que una práctica de yoga debe fundamentarse en la integralidad de sus herramientas para apostarle a los diferentes estadios: espiritualidad, dinamismo y relajación.

Lo Espiritual: En yoga lo espiritual no tiene nada que ver como religiones, sectas, creencias. Significa simplemente que practicas yoga en torno de unos conceptos filosóficos del yoga, de la lectura de textos sagrados, de la meditación, de la interiorización para encontrarte contigo mismo y del canto de mantras o textos en sánscrito, lengua indoeuropea antigua. 

Lo dinámico: En yoga, el dinamismo, a pesar de su nombre no significa que sea deportivo, sino que la práctica involucra o demanda más más al cuerpo y los músculos a través de la herramienta de las posturas o asanas. 

Lo pasivo: Conocido también en yoga como el momento de relajación no se traduce como un momento de siesta aburrido, sino por el contrario, de total aprendizaje mediante la relajación, algo que la mayoría de personas no saben hacer fuera del momento del sueño.

Entendido esto, sabrás que dentro de la Escula Lore Díaz Yoga apuntaremos siempre a integrar las diferentes herramientas que nos proporciona el yoga, con el fin de caminar con disciplina hacia esa unión mente, cuerpo y energía que nos hemos propuesto, para así encontrar salud mental y física. 

Estilos de yoga tranquilos:

Hatha yoga

El Hatha yoga es el término más tradicional del yoga físico y es el que practicamos acá en Escuela Lore Díaz Yoga como base fundamental de todo el proceso: iniciación o introducción, nivel intermedio y final del viaje dentro de nuestro tren de yoga. Se trata de una práctica  que en su origen era básica, suave, lenta y muy adaptada a principiantes, puesto que se mantenían las posturas (asanas) el tiempo suficiente para que quien las practicaba pudiera conocer los detalles de cada una. No es agresivo en cuanto a intensidad física y apto para todas las edades.

Actualmente el hatha yoga ha adoptado muchas formas, algunas más dinámicas e intensas que otras. Como los estilos que vamos a describir en breve, que por más que lleven otro nombre siguen siendo hatha yoga, o más bien hijos de esta senda yóguica. 

Es lo que dentro de la Escuela Lore Díaz reconocemos como Introducción al Yoga, en especial en nuestras clases denominadas Yoga Para Todos. 

Sivananda yoga

Sivananda yoga  es, según thesecretsofyoga.com un estilo desarrollado por Swami Sivanada (1887-1963), que se enfoca a lo  clásico en el que se estira y tonifica el cuerpo en su totalidad, promoviendo la evolución espiritual. Tiene una reputación de ser muy tradicional. 

Yoga Iyengar

Este es un estilo de hatha yoga creado por el maestro indio B.K.S Iyengar (1918-2014) con el fin último de buscar  perfección total de las posturas o “asanas” para lograr obtener el equilibrio total. Este método se esfuerza en la total alineación estructural del cuerpo físico por medio del desarrollo de las asanas.

En este estilo yóguico se usan muchos accesorios con el fin de encontrar la alineación óptima del cuerpo en la asana

Estilos de Yoga Dinámicos:

Vinyasa yoga

 Este es  un

Este es un nombre genérico para los estilos que incluyen secuencias dinámicas llamadas «vinyasas», suelen ser guiadas con distintos niveles de dificultad. En la Escuela Lore Díaz Yoga representaría nuestro Nivel Yoga +, clases mucho más exigentes en términos de dinamismo, movimiento e intensidad.

 Ashtanga yoga

Estilo creado por el maestro indi Pattabhi Jois (1915-2009). Es el estilo de yoga quizá  más exigente a nivel físico, puesto que involucra  muchas secuencias dinámicas “vinyasas”. 

Se practica casi que de  memoria a través de una serie fija de asanas y en un orden definido en  la auto práctica.

Se considera una meditación en movimiento y por tradición exige mayor disciplina, frecuencia y constancia en el tiempo.

Otros estilos dinámicos: 

El Power yoga, Prana flow, Jivamukti yoga,  Rocket yoga son variantes que provienen del vinyasa yoga y que fueron desarrollados e impulsados recientemente por norteamericanos. Y no es un misterio que la cultura norteamericana ama profundamente el marketing y el registro de marcas,  por eso crearon estas escuelas, cada una con su especificidad. 

Tipos de yoga más pasivos y tranquilos:

Yoga terapéutico

El yoga terapéutico es un estilo de yoga que utiliza accesorios de yoga como la esterilla,  bloques, mantas, correas o bandas  de yoga. Su finalidad es fomentar un profundo estado de relajación física y mental, junto con procesos terapéuticos  adaptados  a los días de cansancio, estrés, ansiedad, ideal para principiantes y para personas en procesos de rehabilitación o con alguna patología, o simplemente para aprender a usar los accesorios.

Yin yoga

Este es un estilo pasivo del Hatha Yoga, compuesto por asanas que se mantienen de manera relajada de 3 a 5 min. Es una práctica yóguica que trabaja los niveles más profundos de la unión cuerpo/corazón/mente mediante el tejido conectivo de los ligamentos, de las  articulaciones y de los huesos, junto con los canales energéticos de los meridianos (utilizados en acupuntura según la medicina tradicional oriental), los nervios y sistema sanguíneo del cuerpo. 

Que sea pasivo no lo hace “fácil”, pues la exigencia de relajación mental es aún mayor para lograr aguardar una asana durante más de 3 minutos. 

Listo…

Así, damos por finalizado el barrido a grosso modo sobre los estilos yóguicos que causan tanta curiosidad pues será importante que vayas aprendiendo desde la teoría para sumergirte en una práctica mucho más sabia.

En la Escuela Lore Díaz Yoga nos fundamentamos en el hatha yoga, la senda que te enseña que las asanas son tan solo una herramienta más en el camino de calmar la mente y encontrar la unión contigo mismo y con el universo, dándole caput al mito de que el yoga es: posturas imposibles. 

Por eso encontrarás clases como Yoga Para Todos (Hatha Yoga en su forma más tradicional), Yoga + (Vinyasa Yoga), Yoga Terapia (Yoga terapéutico) y en todas nuestras clases se exploran las 3 principales herramientas del Yoga: respiración, posturas y meditación; y alguna que otra herramienta, como por ejemplo, mantras, bandhas y mudras, también aparecen para enriquecer las prácticas.

Cuéntanos qué piensas

No publicaremos tu dirección de correo electrónico.